< Regresar

Azúcar, el alimento predilecto del cáncer.

Según la Universidad de California, en San Francisco el azúcar representa un gran riesgo para la salud, pues provoca alrededor de 35 millones de muertes a nivel mundial por año. El azúcar puede ser tan dañino como el mismo tabaco o el alcohol. El consumo desmedido de azúcar, no solo se relaciona con la aparición de diabetes, el síndrome metabólico, híper e hipoglucemia y la enfermedad cardíaca, sino también con el cáncer.

El Dr. Thomas Graeber, profesor de farmacología molecular y médica, ha encontrado cómo el metabolismo de la glucosa (azúcar) afecta a las señales bioquímicas presentes en las células del cáncer. Según una investigación publicada el 26 de junio de 2012 en la revista Molecular Systems Biology, Graeber demuestra que el “hambre que la glucosa”, es decir, privar a las células cancerosas de glucosa-activa provoca un bucle de amplificación y de señalización metabólica que conduce a la muerte de las células cancerosas como resultado de la acumulación tóxica de especies reactivas de oxígeno (ROS).

Una investigación más actual, en la Universidad Rey Juan Carlos, ha demostrado que el exceso de azúcares aumenta la actividad de una proteína llamada b-catenina (proteína relacionada con la progresión tumoral). Se explica así por qué los datos epidemiológicos muestran que la frecuencia de ciertos tipos de cáncer como intestino delgado, mama, ovario, páncreas y colon, pueden llegar a ser el doble, en poblaciones con niveles elevados de azúcar en sangre, como los obesos o los diabéticos. Cuando los niveles de glucosa están excesivamente elevados inducen cambios en la proteína b-catenina que promueven la proliferación celular en células tumorales. Uno de los investigadores García-Jiménez dice:

“La dieta es una de las formas más fáciles y baratas de prevención que puede ahorrar mucho sufrimiento y dinero al Sistema Nacional de Salud”.

“Se ha sabido desde 1923 que las células tumorales utilizan mucha más glucosa que las células normales. Nuestra investigación ayuda a mostrar cómo este proceso se lleva a cabo, y cómo puede ser detenida para controlar el crecimiento del tumor”, asegura Don Ayer, Ph.D., profesor en el Departamento de Ciencias Oncológicas en la Universidad de Utah.

Entonces los azúcares refinados están vinculados con el cáncer, no solo como causa del mismo, sino que también pueden alimentar a las células cancerosas una vez que la persona tiene esta enfermedad, pues cuando las células cancerosas se establecen en el cuerpo necesitan disponibilidad de glucosa estable en la sangre.

¿Cuáles son los azúcares que debo evitar?

Sin duda existen diferentes tipos de azucares, de entre los cuales nuestro cuerpo utilizar para convertirlos en energía; estos son los azucares simples y complejos.

Los carbohidratos simples son azúcares que se encuentran en los alimentos como: refrescos, pan blanco, arroz blanco, pasta refinada, tortillas de harina blanca, leche y productos lácteos, la mayoría de los bocadillos, bollos, paletas, galletas, chocolates, pasteles, nieve, dulces, etc., pero no nos olvidemos de los azúcares simples añadidos a los alimentos durante el procesamiento y refinación y de los que normalmente no tenemos conciencia como el azúcar glass, chocolate y jarabes de alta fructosa. Estos azúcares simples y en grandes cantidades obtienen la mayor parte del mérito de provocar la respuesta de la insulina y el azúcar que puede conducir al cáncer.

Así, al reducir la cantidad de hidratos de carbono simples en la dieta, la aparición de cáncer se puede suprimir o frenar, o la proliferación de las células tumorales ya existentes se puede hacer más lento, detener e invertir, al privar a las células cancerosas de los alimentos que necesitan para sobrevivir.

  • Si sufres de sobre peso, obesidad, herencia cancerígena, o simplemente quieres cuidarte, este es el momento de realizar cambios con estos sencillos pasos
  • Evita el azúcar añadido en tus comidas, en su lugar consume la fruta fresca no muy madura.
  • Un pan, pastel, o cereal de caja ¡no es un desayuno! Toma tu tiempo para preparar algo rico y saludable, como una avena con nuez y fruta, o bien un sándwich de aguacate, espinaca, tomate, cebolla (frijol o tofu asado), entre muchos platillos más.
  • Elimina el refresco de tu dieta, tu estómago y tus dientes lo agradecerán, en su lugar agua natural o agua con fruta sin azúcar añadida.
  • Elimina los dulces de la dieta, es su lugar incluye frutas de diferentes colores
  • No premies tus logros con comida, en especial la comida dulce, en su lugar hacer una caminata ayudará a eliminar la ansiedad.
  • Cambia los lácteos ricos en lactosa (azúcar de la leche) por bebidas alternativas como de soya, almendras, entre otras.
  • Para el tratamiento del cáncer es necesario una dieta abundante en verduras, frutas, cereales integrales y legumbres (en su estado más natural posible) para que proporcionen la energía necesaria sin necesidad de alimentos procesados.
    ¡Haz mucho ejercicio! ¡Olvídate del cáncer y vive saludable!

Bibliografía:

  1. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002469.htm
  2. Muy interesante (2013). ¿El exceso de azúcar causa cáncer? http://www.muyinteresante.es/salud/preguntas-respuestas/iel- exceso-de- azucar- causa-cancer. visitado el 17/02/15
  3. New science. el azúcar, el alimento del cáncer. http://www.newscience.cl/el- azucar-el- alimento del- cancer/. visitado el 17/02/15
  4. Graham., n., et al. glucose deprivation activates a metabolic and signaling amplification loop leading to cell death. Molecular systems biology, 2012; 8 doi: 10.1038/msb.2012.20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *